La necesidad del Business Intelligence en la PYME

Business IntelligenceLa importancia de disponer de una herramienta que nos ayude a analizar los datos de la empresa (grande o pequeña) se ha convertido en algo esencial, tanto o más como el disponer de un sistema ERP para el control de la empresa dada la coyuntura actual, por eso, uno de los proyectos que se presentan conjuntamente acto seguido con la implantación de un sistema ERP es la puesta en marcha de un proyecto de estas características.

La clave para que la empresas inviertan en estas herramientas es comenzar con desarrollos muy pequeños de un departamento/área de la compañía para que vean que se pueden obtener resultados de forma casi inmediata (en cuestión de semanas) y hoy día a precios muy competitivos.

Un caso típico por el que comenzar con un proyecto de estas características suele ser el análisis comercial. Cualquier empresa, tenga o no escrito su plan comercial o de ventas, tiene claro el objetivo que persigue a final de año.

Basándonos en este supuesto, el éxito de una herramienta BI (Business Intelligence) comienza por detectar mediante una toma de requerimientos corta la definición de no más de 4-5 indicadores o KPI (Key Performance Indicators, metricas utilizados para cuantificar objetivos) que en este caso de las ventas podrían ser el porcentaje de consecución de ventas por país con respecto el objetivo anual, el descuento medio aplicado o el porcentaje de retención de nuevos clientes.

Estos KPI’s detectados y cuantificados son los que hacen que la dirección o mandos intermedios de la empresa tome decisiones concretas para adecuar la estragia comercial a las carencias que se vayan produciendo y por tanto llegar al objetivo final. Estos indicadores apoyados con una serie de graficos y tablas que detallen la información que persiguen, hacen que las empresas dispongan de las herramientas necesarias para la consecución de sus objetivos de una forma muy visual y casi inmediata.

La herramienda que conozco y con la que llevo desarrollando estos últimos años es QlikView. Con QlikView podemos ver y analizar la información consolidando datos procedentes de múltiples fuentes en una sola aplicación, visualizar la información con gráficos, tablas dinámicas, búsquedas avanzadas, es accesible vía web o desde dispositivos móviles y todo ello a golpe de ratón permitiendo así una toma de decisiones en tiempo real.

Ejemplo Dashboard

Pero no nos engañemos, para el desarrollo de software con QlikView, y como en el resto de herramientas de BI, comienza con una desagradable pantalla gris. Un “folio en blanco” que hay que dotar de contenido y forma, por lo que el trabajo de definición de esos indicadores es imprescindible que sea muy corto y claro. Con el tiempo y conforme la empresa adquiera una “cultura BI” se pueda ampliar. Como ya he comentado anteriormente, es básico no comenzar con grandes desarrollos de meses ya que uno de los grandes invovenientes de la puesta en marcha de estas herramientas es que se queden difuminadas en el tiempo porque no aportan la información necesaria.

QlikView dispone de una serie de demos que se pueden visitar sin necesidad de darse de alta para ver el potencial del producto desde http://eu.demo.qlikview.com

Además, tambien se puede bajar una versión totalmente funcional para probar pero que solo será operativa en el ordenador que se instale.